Objetivo 2021: así será la nueva Ciudad Deportiva de Nazaret

Objetivo 2021: así será la nueva Ciudad Deportiva de Nazaret

CARLOS AYATS / VALENCIA

Aprovechando la la presencia de los que serán sus usuarios -toda la escuela granota, sus primeros equipos masculino y femenino, y las secciones al completo-, el Levante UD ha presentado oficialmente esta tarde-noche, en el acto de entrega de sus XIII Premios a los Valores Académicos y Humanos Manu De La Paz, el proyecto de lo que será, si el plan previsto sigue su curso, la nueva Ciudad Deportiva del Levante UD en Nazaret.

En total, serán más de 99.000 metros cuadrados rodeando el antiguo edificio abandonado y protegido de Benimar, que el Levante UD deberá rehabilitar. Mirando hacia la playa, a la izquierda del mismo, el club tiene previsto ubicar la zona de trabajo del primer equipo, que incluirá un mini-estadio con capacidad para 3.400 espectadores y un segundo campo de entrenamiento para el día a día, además de un edificio para la dirección deportiva y una residencia para jugadores que triplicará la capacidad de la actual ubicada en Buñol.

Al otro lado del edificio de Benimar, por el que está prevista la zona de acceso al recinto, la idea inicial es ubicar 5 campos de fútbol más y un edificio de rehabilitación. Como límite sur de la nueva ciudad deportiva, en una segunda fase del proyecto, está prevista la construcción de un pabellón para 3.000 personas en el que podrán jugar las secciones del club.

En 2 meses, el inicio de los trámites

Tras descartar otras opciones, el proyecto ha sido puesto por el club en manos de Alejandro Escribano -persona clave desde el origen del mismo, hace 6 años-, cuyo despacho desarrollará el boceto definitivo que se llevará a la Autoridad Portuaria con el fin de, de acuerdo con la Ley de Puertos, solicitar la pertinente concesión administrativa.

En unos 2 meses, el Levante tiene previsto iniciar los trámites, que conllevarán a su vez la presentación de un proyecto básico que la Autoridad Portuaria debe analizar y pasar por los 30 días de exposición pública, si bien se espera que no haya problema para obtener el visto bueno.

Concesión inicial por 35 + 15 años y una inversión estimada de entre 9 y 14 millones de euros

Si todo funciona según el plan previsto, el Levante UD recibirá una concesión inicial de uso de la parcela de 35 años, a la que posteriormente está previsto añadir 15 más, ya que teniendo en cuenta el importe estimado de inversión, situado entre 9 y 14 millones de euros, no se permite legalmente una concesión directa por 50 años.

Por la concesión, el Levante pagará anualmente una cantidad no negociable, que dependerá de la calificación del nuevo Plan Especial en marcha para la zona y la valoración consecuencia del mismo. En función de la misma, el Levante deberá abonar dos tasas, la de ocupación (resultante de multiplicar el 7% de la superficie total por el valor de la misma; y de la que la concesión permitirá abonar solo un 5% los dos primeros años, a partir del tercero, ya el 100%) y la de actividad, de difícil cálculo, ya que la actividad de la Ciudad Deportiva no genera una facturación propiamente dicha.

Las asociaciones de vecinos y los partidos políticos, informados

Durante los últimos meses, el club ha puesto el proyecto en conocimiento de las dos principales asociaciones de vecinos de Nazaret, que según fuentes de la directiva granota han recibido con entusiasmo la idea, ya que supondría un impulso fundamental para el barrio.

Así mismo, también ha contactado directa o indirectamente con los principales partidos políticos de la ciudad, sin que ninguno manifieste, al menos inicialmente, inconveniente alguno.

Varias alternativas de financiación

De cara a la financiación del proyecto, el club valora diversas alternativas. La buena salud económica del club, cuya deuda se encuentra ya por debajo de los 20 millones de euros, podría permitir incluso a la entidad hacerse cargo directamente del coste del proyecto, si bien en la entidad se pretende que ni un solo euro del inicialmente destinado a la faceta deportiva del club se detraiga de la misma para la construcción de la nueva ciudad deportiva.

No obstante, la predisposición de las entidades bancarias es lógicamente buena ante una sociedad que, al contrario de otras similares que le rodean, sí ha cumplido en todo momento con sus compromisos de deuda, por lo que la opción más posible parece contar con los bancos. Con más razón si se tiene en cuenta que el Levante, que ha amortizado durante los últimos 6 años una media de 6 millones de euros anuales, se quedará este verano, prácticamente, con poco menos de 2 millones de deuda a corto plazo.

Buñol, un activo más

¿Qué va a suceder con la actual Ciudad Deportiva de Buñol? De momento, no está decidido. El club se encuentra realizando informes para intentar obtener el mayor rendimiento posible a lo que, a la postre, es un activo más del club sin ningún tipo de carga.

El reto, iniciar las obras en mayo de 2019, y concluirlas en un plazo de 18-20 meses

Aunque a nivel de burocracia y construcción los plazos tienden habitualmente a multiplicarse, la idea del club pasa por comenzar las obras dentro de un año, en mayo de 2019, y tener concluida su primera fase (todo menos el pabellón) entre 18 y 20 meses después, es decir, grosso modo, entre noviembre de 2020 y enero de 2021.

Para esa fecha, si todo sale según lo previsto, el Levante UD dispondrá ya de su nueva Ciudad Deportiva en Nazaret, menos de dos décadas después de que Antonio Blasco, por entonces presidente ejecutivo del decano valenciano, pusiese la primera piedra de la actual, ubicada en Buñol, cuya inauguración oficial tuvo lugar el 26 de junio de 2003.

En cualquier caso, si todo sale según lo previsto, la nueva Ciudad Deportiva de Nazaret, ubicada a apenas kilómetro y medio de los orígenes del club, supondrá, sin duda, una gran noticia para el levantinismo. Presente, y futuro.