Limones, hace 15 años, le dio al Levante su única victoria en Butarque

Limones, hace 15 años, le dio al Levante su única victoria en Butarque

CARLOS AYATS / VALENCIA

David Limones fue un fino extremo diestro del Levante UD. Procedente del filial, el madrileño irrumpió con una fuerza extraordinaria en el primer equipo granota en la temporada 2002-03. Tras el descenso no consumado a Segunda B de la campaña anterior (la polémica no conversión del Real Burgos en SAD bajó a los castellanos y el Levante, que con 50 puntos había perdido inicialmente la categoría, acabó salvándose como mejor clasificado de los descendidos), el entonces presidente Pedro Villarroel realizó una inversión millonaria en busca del sueño que siempre había perseguido: devolver al decano valenciano a Primera División.

Así, aterrizaron en Orriols los Christian Díaz, Alberto Rivera, Gabi Amato y, como guinda, uno de los fichajes más sonados de la historia del club: Pedja Mijatovic. Sin embargo, en aquel equipo dirigido por Carlos García Cantarero empezó triunfando una pareja que pronto se ganó el cariño de la afición granota: Jofre-Limones.

El primero, al que Van Gaal había hecho debutar con el primer equipo del Barça pocos años atrás, era un zurdo de gran talento, rápido y habilidoso. Por su parte, Limones compensaba su menor habilidad para el dribbling con un golpeo exquisito con pierna derecha. La primera vuelta de ambos sería espectacular, y la acabarían igualados con 5 tantos por cabeza.

Uno de aquellos goles le valdría al Levante, precisamente, para lograr la que hasta la fecha es su única victoria en Butarque. Sucedió el 17 de noviembre de 2002, en un duelo decidido por una jugada personal de Limones a los 77′ de encuentro (0-1). Limo, que venía de marcar también en la jornada anterior -la décima- en la victoria ante el Sporting en el Templo (2-1), devolvía así a los granotas al liderato en una temporada en la que, finalmente, se quedarían a las puertas del ascenso, que lograrían Murcia, Zaragoza y Albacete.

El estreno en Butarque, ante Eto’o

Construido a finales del siglo pasado para sustituir al Luis Rodríguez de Miguel -histórico feudo pepinero-, el Municipal de Butarque se estrenó el 14 de febrero de 1998 con un empate a 1 entre Leganés y Xerez. Dos meses después, el 8 de abril, el Levante rindió su primera visita, que finalizó con un espectacular empate a 4. Fede Marín, Lauren, por partida doble, y José María, en el descuento, anotaron los tantos granotas ante un Leganés en el que militaban el exlevantinista Llorens y otro que lo sería la temporada siguiente, Aitor Tornavaca, que entró a los 55′ en sustitución de un joven camerunés que habían fichado procedente de la cantera del Real Madrid: Samuel Eto’o. Jose Mari, Catanha (2) y el propio Aitor marcarían por el Leganés.

Tras aquel empate, llegarían tres derrotas consecutivas granotas en Butarque, 2-0 (99/00), 1-0 (00/01) y 2-1 (01/02), que precedieron al triunfo con gol de Limones en la 02/03. El 0-0 de la temporada siguiente del Levante de Manolo Preciado, el 14 de septiembre de 2003, es el último partido oficial que granotas y pepineros han disputado en Butarque. El próximo lunes, más de 15 años después, volverán a verse allí las caras…

Imagen: @limonespls