Kaiku: "El Levante significó mucho para mí desde el principio"

Kaiku: "El Levante significó mucho para mí desde el principio"

JAVIER ARGUDO / LA ENTREVISTA

Carlos Martín Arceo es su auténtico nombre, pero muy pocos lo llaman así. Incluso sus más allegados lo conocen por su sobrenombre futbolístico: Kaiku. Sin duda, uno de los ídolos de infancia de aquellos jóvenes granotas que frecuentábamos el Nou Estadi a finales de los 90.

-¿Qué tal, Kaiku?

-Muy bien Javi, encantado.

-Bueno, para quién no lo sepa, estamos ante alguien que ha defendido la camiseta del Levante en más de 100 partidos de Liga, concretamente 112. Eso no lo puede decir todo el mundo.

-La verdad es que contento y encantado de haberlo hecho. El Levante significó mucho para mí desde el principio.

-Llegaste en la temporada 1996-1997 cedido por el Sporting. ¿Qué recuerdas de aquel Levante?

-Yo estaba deseando llegar al fútbol profesional. Venía del Orense, de Segunda B, y en el Sporting me aconsejaron que saliera cedido para ir cogiendo experiencia. Me hablaron del Levante, donde acababa de llegar Mané, que quería contar conmigo. Me dijeron que, aunque el Levante era un recién ascendido, tenía un buen proyecto, un gran estadio, que Valencia era una gran ciudad. No me lo pensé.

-¿Qué diferencias hay entre aquel Levante de finales de los 90 y el actual?

-Hombre, se ha crecido una barbaridad. El club ahora tiene muchísimos abonados, hay más reconocimiento a nivel nacional. El Levante ahora, a pesar de pasar fugazmente por Segunda el año pasado, está asentado en Primera. Cuando yo estuve aquí la primera vez éramos un recién ascendido a Segunda y el objetivo era mantenerse. De todas formas, fue un gran año. A nivel personal salió muy bien, ya que hice goles y jugué bastante.

-Después de ese primer año en el Levante, te llega la oportunidad de jugar en Primera en el Sporting. Sin embargo, a nivel colectivo fue una temporada muy mala. Aquel Sporting tiene el dudoso honor de ser el peor equipo de la historia de la Liga.

-Sí. Todo fue muy complicado desde el principio. A nivel personal, y por sacar algo positivo de ese año, jugué bastantes partidos (25) que no está mal para ser un debutante en Primera.

-Además, te estrenas como goleador en Primera división, ni más ni menos, que en el Tartiere en el derbi contra el Real Oviedo.

-Fue bonito, aunque anecdótico porque al final perdimos 2-1.

-Después de un buen año en Getafe, nueva etapa en el Levante en la 2000-2001 y la 2001-2002

-Así es.  Un Levante diferente. Con más recursos y peleando por estar arriba. El primer año, recuerdo que debutamos contra el Atlético de Madrid, y… ¡le marcamos 4! Yo marqué uno pero el gran protagonista fue Ettien que se salió. Acabamos octavos esa temporada. Había equipos muy fuertes. De hecho, el propio Atlético no logró ascender ese año. La 2001-2002, fue distinta. Descendimos a Segunda B con 50 puntos, algo que nunca había pasado, aunque nos salvamos en los despachos por el tema del Burgos.

-Esa temporada, tuvo un partido inolvidable. El Levante-Sporting con aguanieve en el Ciutat.

-Sí, mucha gente me recuerda ese partido. La verdad es que simboliza un poco lo que es el Levante. Un partido que estaba 0-2, expulsan a Ettien, nevando, todo el público en tribuna porque había techo… y lo acabamos remontando 4-3. Yo salí en la segunda parte y marqué un gol. Fue épico.

-Con el equipo supuestamente descendido, te llega una nueva oportunidad de jugar en Primera, esta vez en el Recreativo de Huelva de Lucas Alcaraz.

-Correcto. Al acabar la temporada, me llama Lucas y me dice si quiero irme para Huelva. Yo tenía un año más de contrato con el Levante y estaba dispuesto a cumplirlo, aunque fuera en Segunda B. Le dije a Lucas que sólo si al Levante le parecía bien y la operación interesaba a todos. Hablé con Villarroel y me dijo que estaban contentos con mi rendimiento y que era una buena oportunidad para mí, que no había problema en dejarme salir.

-Ese Recre llegó a la final de Copa del Rey aquel año. ¿Cómo fue tu vuelta a Primera?

-La temporada empecé sin jugar, pero en la jornada 8 más o menos ya entro en el equipo. Me lesiono en el Bernabéu, porque me notaba algunas molestias jornadas antes,  pero son de esos partidos que uno hace lo que sea por jugar, y luego estuve casi 6 meses de baja. La final de Copa la perdemos 0-3 contra el Mallorca de Eto´o.

-Dices que te lesionas en el Bernabéu, contra el Real Madrid de “Los Galácticos”: Figo, Zidane, Raúl, Casillas… ¿cómo es eso de jugar en ese estadio contra esos jugadores?

-Pues la verdad es que es impresionante. Fíjate que nos pusimos 0-2 ganando pero justo antes del descanso nos marca un gol Raúl Bravo y fue la jugada clave del partido, porque ellos luego salen a por todas. Entró Solari en la segunda parte y fue el mejor. Acabamos perdiendo 4-2, con gol de Figo en el 89 y nuestro portero expulsado. Por eso dicen que un partido en el Bernabéu es muy largo, pasan muchas cosas y es muy difícil puntuar porque lo tienes que hacer todo perfecto y que ellos tengan muy mal día.

-Cuelgas la botas y te vienes a vivir a Valencia. Casado con una valenciana e hijos nacidos en nuestra ciudad. 

-Exacto. Me vine a vivir a Valencia, me casé y mis hijos son de aquí. Llamé al Levante y me ofrecí para lo que necesitaran. Primero empecé entrenando al juvenil y ahora ya llevo 12 años como delegado del filial y la verdad que muy contento y agradecido.

-Hablemos del filial. Después del descenso la temporada pasada, el objetivo imagino que no puede ser otro que volver a ascender.

-El objetivo número uno es formar jugadores para el primer equipo. Evidentemente, en lo deportivo, el objetivo es clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda B. Está claro que el salto de tercera a primera es muy grande y lo ideal es que el filial esté, como mínimo, en Segunda B. Pero, como te digo, el objetivo principal es que los jugadores del filial puedan jugar en el primer equipo, como Shaq o Hacen.

-Paco López, actual entrenador, también fue delantero del Levante un par de años antes que tú. ¿Qué tal te llevas con él?

-Fenomenal. Paco es un tío espectacular. Ya tiene mucha experiencia, además también en filiales. Yo trato de aportar mi granito de arena, dando consejos a los chavales. Pero con Paco, como te digo, todo muy bien. Ojalá logremos el ascenso, que es lo que todos queremos.

-Que así sea, un placer haber hablado contigo Kaiku, muchas gracias.

-De nada Javi, nos vemos en Buñol.