"La afición del Sevilla siempre ha entendido que el Levante es el equipo de mi corazón"

"La afición del Sevilla siempre ha entendido que el Levante es el equipo de mi corazón"

CARLOS AYATS / LA ENTREVISTA

Recién llegado a la habitación del hotel de concentración de Southampton, donde mañana el Leicester intentará ganar su cuarto partido consecutivo en una Premier en la que está escalando posiciones a ritmo de vértigo, el hombre clave en la resurrección de los foxes nos atiende como siempre, encantado de hablar del equipo en el que espera acabar su carrera, un Levante que el viernes visitará el estadio donde Don Vicente Iborra De la Fuente ha celebrado tres títulos europeos consecutivos, siempre con su bandera valenciana, siempre con el explícito guiño granota que nos hace sentirnos parte de todos sus éxitos.

-Sir Vicente Iborra, buenas tardes…

-(sonríe) Buenas tardes, Carlos.

-¿Listo para conquistar mañana el St. Mary’s Stadium?

-Ojalá, ojalá. La idea es intentar alargar la racha todo lo que podamos. Nos vamos a enfrentar a un equipo de media tabla, como ahora mismo estamos nosotros (el Southampton es 11º con 18 puntos, 5 menos que el Leicester, 8º con 23) y no será sencillo, desde luego, pero vamos a intentar ganar, eso seguro.

-Han pasado 10 partidos desde que Iborra debutó en Premier League, en Bournemouth (0-0). Como titular lo hizo la semana siguiente, ante el WBA, en el empate en casa que le costó el puesto a Craig Shakespeare (1-1). Indiscutible desde el aterrizaje de Claude Puel, el balance global es de 6 victorias, 3 empates y 1 única derrota (0-2, ante el City). En Bournemouth, Iborra debutó en la 7ª jornada con el equipo empatado con el descenso. Hoy, le saca 10 puntos al descenso. ¿Es casualidad esa coincidencia entre la consolidación de Iborra y el despegue del Leicester?

-Bueno, coincide, pero no soy yo el que gana los partidos. He tenido esa suerte de entrar y que las cosas funcionen. También es verdad que tuvimos un calendario complicado de inicio. Estábamos jugando bien, haciendo buenos partidos, y solo nos faltaba ganar. La llegada del nuevo entrenador ha cambiado la dinámica.

-Hablando de Puel, hace 3 semanas, tras vencer al Tottenham, es decir, hacer lo que el Real Madrid no ha conseguido en Champions, decía lo siguiente sobre usted: “Estoy impresionado con él. Ha hecho su mejor partido. Sólido en defensa, ha hecho un gran trabajo sucio. Además, es bueno con el balón, es bueno técnicamente y nos da la posibilidad de salir con el balón jugado, lo saca con sencillez y organiza la jugada. Es un jugador crucial para nuestro equipo”…

-(sonríe de nuevo) Es importante, porque es el que decide. Yo trabajo duro cada semana. Vine aquí para seguir creciendo y ayudar también a un club que apostó muy fuerte por mí en un campeonato muy potente.

-Viajemos mentalmente al viernes. Sevilla-Levante. ¿Cómo va a vivirlo Iborra? Dibújeme la escena.

-En casa… Nervioso… No es un partido fácil para mí. Es complicado. Los últimos años he intentado disfrutarlo pero de verdad es difícil, porque los dos equipos no pueden ganar los tres puntos. Lo importante es que ambos consigan sus objetivos. En cualquier caso, los puntos le van a hacer más falta al Levante que al Sevilla, así que ojalá gane el Levante.

-¿Le llega la inquietud que hay ahora mismo en el equipo?

-Sí. Sigo el día a día, veo los partidos, hablo con gente de allí… Y creo que, a pesar de esa distancia de 4 puntos al descenso, se está mirando más abajo de lo que se debería. Los partidos en casa te tienen que dar el objetivo y, por ejemplo, el otro día, contra el Athletic, te ganan haciendo muy poco. Y a ti te cuesta mucho. Me preocupa.

-¿Percibe que el equipo juegue más cómodo ahora mismo fuera que en casa?

-Quizás en casa le cuesta más llevar el peso de los partidos. Además, el hecho de empezar pronto por detrás en el marcador te condiciona. En cualquier caso, el equipo es más de hacerse fuerte y esperar su ocasión, como en Málaga, Las Palmas…

-¿Qué opinión le merece Muñiz?

-Se ha ganado el respeto del levantinismo. Lo que consiguió el año pasado, y el modo de conseguirlo, no es nada fácil. Ahora, en Primera, hay que seguir mejorando e intentar lograr los objetivos, eso sí, valorando dónde se está.

-¿Se ve reflejado en algún jugador del Levante actual?

-En general, veo un equipo diferente al que éramos nosotros, el año de la permanencia, el de Europa… Nosotros teníamos a gente con más experiencia, más veteranos, con un esquema de juego también muy definido. Ahora, el perfil de jugador es diferente, más de intentar jugar. En cualquier caso, lo importante es hacer un buen colectivo. Hay jugadores con calidad, pero a lo mejor falta un poco de experiencia.

-¿Esa experiencia puede aportarla Coke?, ¿lo ve pronto con el escudo del Levante?

-Ojalá que así sea. Es un jugador que puede aportar mucho, y en varias posiciones, no solo como lateral. Y seguro que puede aportar experiencia y ayudar a que en el vestuario haya siempre buen ambiente, que es algo fundamental.

-¿Para que no sucedan cosas como la de Lukic, reconociendo públicamente que quiere irse? En cualquier caso, ¿entiende al jugador serbio?

-La verdad es que desconozco la situación diaria en cuanto a méritos del jugador. Puedo entender que quiera marcharse, porque ha venido con una cesión para jugar, pero los problemas deben solucionarse de puertas para adentro. Si quiere salir, lo que tiene que hacer el jugador es sentarse con el club, no hablar a través de los medios.

-¿Le preocupa como granota que el Villarreal pueda recuperar a Ünal o con el regreso de Roger puede ser suficiente?

-Es una cesión extraña. Lo que hay que hacer en todo caso es valorar y agradecer lo que han hecho tanto el Villarreal como el jugador, porque no tenían ninguna obligación de hacerlo. Está claro que Enes es un jugador importante, y si se va, los demás deben dar un paso adelante. En todo caso, el club debe hacer todo lo posible por cumplir los objetivos y buscar las soluciones que hagan falta para ello.

-Hablando de futuro, el próximo 16 de enero le caen los 30 años, ¿cómo lo lleva?

-30 años ya… Vaya tela. Pero bien, siempre digo que lo importante es cumplirlos, y yo estoy muy contento con lo que estoy consiguiendo. Estoy disfrutando. Y lo mejor está por llegar.

-¿Lo mejor es verle de una vez por todas ya con la camiseta de la selección?

-Ojalá. Es el objetivo más grande que me queda por cumplir. He conseguido más de lo que me imaginaba cuando era pequeño, que era jugar en Primera División. He podido ganar títulos, vivir experiencias increíbles. Ahora, me queda defender a la selección de mi país, que sería increíble.

-¿Y volver a Europa con el Leicester?

-Sería bonito, desde luego. Y tenemos que ser ambiciosos, pero siempre con humildad. La posibilidad te la tiene que ir dando el ganar partidos. Hay que tener en cuenta que estamos en un campeonato donde 6-7 equipos pueden pelear el título. Debemos intentar seguir subiendo y ver hasta dónde podemos llegar, pero sin olvidar que, el año pasado, se pasó muy mal para mantener la categoría.

-Van a crecer entre Sevilla y Leicester pero, ¿cómo llevan sus hijos la dicotomía Sevilla-Levante en casa?

-Ellos han vivido mucho Sevilla, pero nos hemos encargado en casa de que entiendan el Levante como algo nuestro. Para mí y para mi familia, son muy importantes los dos, aunque, y es un ejemplo de cómo es, la afición del Sevilla siempre ha entendido que el Levante es el equipo de mi corazón.

-No le hago la eterna pregunta del regreso, porque ha firmado 4 años allí y aún queda mucho para que eso pase, que esperemos que se dé. Ahora, a disfrutar de un fútbol distinto, especial…

– Lo es… Es un fútbol distinto, con esa pasión, las aficiones mezcladas, el respeto que hay por la calle. Es un fútbol honesto. Una experiencia increíble. De todos modos, me pasa una cosa curiosa. Por un lado, cuento los días para volver a casa. Tengo ganas de volver a disfrutar de mi tierra, de Moncada, del Levante, de mis amigos, mi familia… Lo echo muchísimo de menos. Y por otro, sé que cuando esto pase, lo voy a añorar mucho también, así que quiero aprovechar y disfrutarlo mucho.

-Siempre un honor, Soldado Universal…

-(sonríe) Un placer. Y suerte el viernes.