Futuro esperanzador (33-27)

Futuro esperanzador (33-27)

LEVANTE BM MARNI (33): Antonio Molina, David García (1), José María Piro (2), Pablo Álvarez (2), Antoni Gimeno (1), José Marcos Gimeno (3) y Fernando Chumillas (5) -siete inicial-. También jugaron Juan de Lucas, Samuel del Rio, Carlos A. García (6), Joaquín Lora (1), Alberto Navarro (3), Alberto Jato (6), Francisco Hormigo (3), Lucas Cantera, y David Font.

BM MISLATA (27): Cesar Coy, Pablo Guillen (3), Federico Tomás, Daniel Martínez (4), Tomás Encinas (6), Vicente Ferrer (3) y Alberto Domingo (2) –siete inicial-. También jugaron Victor Tomás (4), Daniel Toledo, Xavier Díaz (3), Xavier Furió (2), Rubén Idañez y Daniel Cumillas.

MARCADOR: 2-1 (5´), 4-4 (10´), 6-6 (15´), 10-7 (20´), 13-9 (25´), 16-13 (descanso), 19-16 (35´), 23-18 (40´), 25-19 (45´), 28-23 (50´), 30-25 (55´), 33-27 (final).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 29ª jornada de la Primera Estatal Masculina, disputado en el Pabellón Marni. Aproximadamente 100 espectadores en las gradas.

 

MIGUEL NARANJO / LA CRÓNICA

Victoria solvente del Levante BM Marni en el día de hoy para ascender al quinto puesto de la clasificación. El BM Mislata, superado en todo momento por los de Orriols, no ha podido llevarse el derbI de la ciudad y continúa en la zona intermedia de la tabla.

Alberto Jato se sube al tren

A pesar de la rivalidad que se presupone en cualquier derbI, y de la mala racha sufrida en el último mes por el conjunto azulgrana, se presumía un partido fácil para los nuestros pero ni los mejores presagios podían hacer imaginar el dominio ejercido por los granotas. Salieron enchufados los azulgranas y, tras unos minutos de igualdad (6-6, 14´), cuatro goles de Alberto Jato abrieron una brecha en el marcador, a la postre insalvable (13-8, 24´).

Fue en este momento cuando, mi mente de normal difusa y acostumbrada siempre a vislumbrar un futuro mejor, comenzó a hacer de las suyas. Viendo a Alberto, se confirma un pensamiento que últimamente me ronda la cabeza: las nuevas generaciones no tienen por qué ser peores que la mía. Superado el obstáculo de la edad y, más importante todavía, el del prejuicio, se vislumbra mejor a ese joven jugador, que comienza a asomar por los pabellones valencianos. Alberto Jato pertenece a la minoritaria categoría de los primera línea con estudios, y no me refiero a su formación académica. Hablo de su facilidad para hacer goles, de su urbanidad en comparación con otros goleadores salvajes. Alberto no acude al gol con pinturas de guerra, sino vestido como un ejecutivo, el fijador en el pelo y el maletín en la mano. Y con la misma elegancia sale del terremoto del gol, si acaso con la corbata ligeramente torcida.

Pensando en el futuro

El dato es relevante para proyectarlo hacia el futuro más próximo: la temporada que viene, el Marni afrontará un momento histórico para el que necesitará hombres extraordinarios, y Alberto Jato quiere subirse al tren donde hace tiempo que esperan los Antonio Molina, Nando Chumillas, Pablo Álvarez y Paco Hormigos, entre otros. No es un mal panorama, si lo piensan.

Una vez permitida la licencia a soñar con un futuro final con beso, hemos de decir que el partido continuó por los mismos derroteros hasta la victoria final de los nuestros. Posiblemente, a estas alturas no les importe saber que hasta once jugadores nuestros anotaron gol, demostrando, una vez más, la importancia de todo el equipo. Tampoco les importe conocer que el quinto puesto de este año es la mejor clasificación de toda la historia del Levante Marni. Queda un partido para finalizar la temporada y será el momento de hacer autocrítica y pensar en la temporada que viene, aunque muchas ya llevemos parte del camino adelantado.

Imagen: Pamela Puelma