El Zhar: la magia de la que nos privó Alcaraz espera en Butarque

El Zhar: la magia de la que nos privó Alcaraz espera en Butarque

CARLOS AYATS / VALENCIA

Mañana, el Levante UD se encontrará en Butarque con un pedacito de su historia. Con el ’10’ a la espalda, defendiendo los colores del Leganés, estará el jugador extranjero que más veces ha vestido la zamarra del decano valenciano en Primera División, el genio que destilaba puro talento cada vez que frotaba la lámpara: Nabil El Zhar.

De padres marroquíes, Nabil nació en la localidad francesa de Alès el 27 de agosto de 1986. Tras iniciarse en el OAC Alès y pasar por el Nimes Olympique, un joven El Zhar llegó a la cantera del histórico Saint-Etienne (todavía hoy, equipo con mayor número de ligas francesas ganadas, 10, y subcampeón de Europa en 1976).

Sin ni siquiera debutar con el primer equipo, con 19 años, Rafa Benítez, que 15 meses antes había ganado la Champions con el Liverpool, se lo lleva a Anfield, donde irá poco a poco entrando en el equipo red. El 29 de noviembre de 2006, El Zhar debuta sustituyendo a Luis García contra el Portsmouth, y casi un año después, en octubre de 2007, marcaría su primer y a la postre único gol con el Liverpool en el triunfo por 2-1 ante el Cardiff, coincidiendo con su primera titularidad con los reds.

Sin embargo, la salida de Benítez, su principal valedor, le perjudicó, y aunque había renovado hasta 2012, primero se marchó cedido en 2010 al Paok una temporada (35 partidos jugados, 2 goles) y después, en verano de 2011, rescindió con el Liverpool para aterrizar, a escasos días de cumplir 25 años (de ahí la elección de su primer dorsal granota), en el Levante UD.

«Estoy muy feliz, llevaba muchos años queriendo jugar en la Liga y al fin estoy aquí. Para mí, es un sueño hecho realidad», afirmaba un ilusionado El Zhar en su presentación, en la que pronosticaría «creo que daré más goles de los que voy a marcar». Se equivocaría. En 4 años como granota, Aladino marcaría 10 goles, muchos de ellos inolvidables, y daría un total de 10 asistencias.

Goleador en el eurodebut

Nabil, que debutó con la camiseta del Levante en el Coliseum el 28 de agoto de 2011 sustituyendo a Pedro López a los 70′, fue protegonista, un año después, en uno de los días más bonitos de la historia del decano valenciano, su estreno en Europa. Sucedió el 23 de agosto de 2011, en el estadio de Fir Park, ante el Motherwell. Aquel día, el Levante se jugaba ante los escoceses la previa para acceder a la Europa League. A los 40′, Nikos caía lesionado, y Juan Ignacio Martínez miró al banquillo y elegía a Nabil.

2 minutos después, Juanlu marcaba el primer gol europeo de la historia del club, y en la 2ª parte, a los 62′ de partido, una gran jugada de Míchel y Lell finalizaba con un centro perfecto atrás del alemán que El Zhar, con pierna izquierda, envió a la red. Era el 0-2 que culminaba la primera victoria del fantástico EuroLevante.

En sus 4 temporadas como granota, El Zhar disputó un total de 114 partidosoficiales, 5 de Europa League, 15 de Copa y 94 de Primera División, cifra solo superada, hoy en día, por 7 jugadores de la historia granota –Pedro López, 2º con 117, y Morales, 5º con 103, entre ellos-. Para el recuerdo quedaron sus goles ante el Espanyol, el Atlético de Madrid, el Barça e, incluso, aquel doloroso 2-1 en el 86′ ante el Real Madrid en un duelo que, increíblemente, acabaría con derrota del Levante.

Alcaraz, el culpable de su adiós

Sin embargo, el verano de 2015, a la hora de conformar un equipo que acabaría descendiendo, Lucas Alcaraz decidió que no quería en su equipo el talento de Nabil, que se vio obligado a hacer las maletas. «El entrenador no contaba conmigo. Tenía una forma de jugar… No quería muchos jugadores ofensivos, 2 en el once, sin bandas. No contaba conmigo y no podía quedarme sin jugar», explicó en su nuevo destino, Las Palmas, en el programa Territorio UD.

Tras año y medio allí siendo importante, en enero de 2017, Nabil firmó por el Leganés, donde hoy es indiscutible para Garitano y uno de los principales culpables de la holgada salvación madrileña. Con su renovación en plena fase de negociación, Butarque le ovacionó hace semanas, enviando un claro mensaje a la directiva pepinera.

Así las cosas, mañana, en Leganés, el Levante se encontrará enfrente con la magia de Aladino, el genio de cuyo talento nos privó la mediocridad de Alcaraz. Será un honor verle de nuevo -2 empates y 1 derrota son su balance ante el decano valenciano desde su adiós-. Solo esperamos que no le dé por frotar la lámpara…